¿Puede el diseño interior higienizar mi espacio?

Desde sus principios, la arquitectura y el diseño de los espacios han estado pensados para el servicio de la humanidad. Cada producto, que ambas disciplinas desarrollen, no tiene otra razón de ser más que el bienestar de sus usuarios.

En épocas de tuberculosis, por ejemplo, arquitectos modernistas diseñaban espacios que fomentaban la salubridad de quienes lo habitaban: Le Corbusier diseñó La Ville Savoye de forma que la casa fuera ventilada, elevada del suelo para no tener contacto directo con las bacterias, además de proyectar superficies planas y blancas que reflejaran higiene.

Pero, en tiempos del COVID-19, ¿cómo podremos entonces en nuestras casas, además de seguir los protocolos de bioseguridad y las recomendaciones tales como lavarse las manos, usar el tapabocas y tener distanciamiento social, tener espacios más asépticos desde el diseño interior? Pues bien, desde Dispar les recomendamos los siguientes materiales para minimizar el riesgo de contagio en casa:

  • Pinturas lavables y antibacterial:

Te sugerimos utilizar, en la mayor cantidad de espacios posibles, pinturas de fácil limpieza, que además se encuentren protegidas contra bacterias y hongos o que cuenten con tecnología antimicrobiana.

Fuente: Buenavibra.es
  • Superficies lisas:

Opta por mobiliario que no albergue grandes cantidades de polvo, muebles que no dejen a la vista los elementos de casa, es preferible contar con gabinetes que tengan puertas o tapas que resguarden la ropa o los documentos que muchas veces dejamos fuera de los cajones.

Fuente: madera-sostenible.com
  • Tapicería impermeable, antifluido y antimicrobiana:

Gracias a la tecnología, existen en el mercado telas que impiden la supervivencia de las bacterias y virus, pues repelen cualquier sustancia permitiendo a la superficie permanecer limpia. Este tipo de textiles pueden ser utilizados en sillas, sofás, ropa de cama y cortinas, que, además, son excelentes separadoras de espacios en lugares donde el hogar debe ser flexible y adaptarse a las diferentes funciones que desarrollamos en el hogar.

Fuente: Lafayettedeco.com

Sabemos que ningún esfuerzo que nos permita cuidar de nuestra salud es en vano, vale la pena cuidar de nosotros y de quienes amamos y qué mejor forma que haciendo de nuestro hogar, el lugar donde más pasamos tiempo, un espacio sano, limpio y seguro.

¿Quieres transformar tus espacios en lugares llenos de vida y además higiénicos? ¡Nosotros te ayudamos!

Add Your Comment